El círculo de pluralidad de personalidades (3ra parte)


Como vimos la semana pasada. Hay varios elementos, que pueden servir para conformar el aspecto psicológico de un personaje.
 
Ya hemos visto dos de ellos. Así que ahora, nos centraremos en dos de los que faltan.
El Ánima, puede ser descrita como: la imagen del arquetipo femenino, en el inconsciente de los hombres. Esto quiere decir, que se enfoca en la figura de la mujer, dentro de los sueños del varón.

Esta característica, se halla vinculada a las relaciones emocionales, en especial con las damas. Nombrado el arquetipo de la vida, está ligado a las fuerzas vitales y a los sentimientos. Representa la imagen viva del alma, así como la espiritualidad que yace, en lo profundo de los hombres.

Existen cuatro etapas dentro de este arquetipo, y son las siguientes.

1. La tierra o Eva. Se basa en lo carnal e impulsivo, identificando a la mujer como madre o como “lo que se fecunda”.

2. Helena de Troya. Hay un predominio sexual, pero se llega a percibir un poco de romance y belleza dentro de ello.

3. María. La espiritualidad en la maternidad.

4. Sofía. La sabiduría, espiritualizando a Helena. Lo eterno-femenino.

Así como todos los hombres poseen un grado de ánima, las mujeres tienen su dualidad en la cara del Ánimus. 

Esto es descrito, como la imagen del arquetipo masculino en el inconsciente de la mujer.
La característica se asocia con el mundo de las ideas y el espíritu, alejándose por completo de Eros (lo sentimental). Por ello, se le llama que arquetipo del significado.

El Ánimus no representa a hombres en concreto, sino que muestra los sueños y las fantasías llenas de necesidades, junto con experiencias de índole emocional. 

Como con el ánima, su contraparte también posee cuatro etapas.

1. Hércules. La personificación del poderío físico. El hombre atleta.

2. Apolo. La iniciativa. Puede realizar actos de forma premeditada, tomando en cuenta su independencia y un desarrollo, tanto intelectual como económico y profesional.

3. El profesor y/o sacerdote. Transformación a la palabra.

4. Hermes. La encarnación del significado. Es la balanza entre conciencia e inconsciencia.


Bueno, hasta aquí llega la lección de hoy. Por favor, comenten si les ayuda en algo la información.

¿Les gustaría que le dedicara mayor tiempo a un solo elemento? Y si es así, ¿A cuál?

Jess Castz

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Instagram

Metricool

By Jess. Con tecnología de Blogger.