¿Cuaderno de sueños? ¿Para qué me sirve?





¿Les ha pasado que están inmersos en un sueño intenso, muy divertido y lleno de situaciones que les gustaría usar para sus relatos; pero cuando desean reproducir lo visto días después, ya no se acuerdan bien de lo que hicieron en el sueño?

Afrontémoslo, a todos nos ha pasado aunque sea una vez eso.

Ya sea por las actividades del día a día o porque dejamos de darle la suficiente atención al asunto, pero cuando soñamos algo genial y queremos pasarlo al papel, nos sucede que lo que recordábamos, sobre aquellas alocadas aventuras en el desierto o sobre la pelea de samuráis que vivimos, ya no es tan interesante como en un principio suponíamos.

La razón. Hemos olvidado lo que hacía interesante a ese sueño, y nos limitamos a almacenar los recuerdos más básicos sobre este.

Por ello, mi sugerencia es que siempre dejes cuaderno y bolígrafo sobre la mesita de noche o junto a tu cama.

Si el sueño capta tu atención, cuando despiertes anotas todo lo que puedas sobre él. No omitas ni un solo detalle que venga a tu mente.

Es probable que no puedas recrear lo que viste en su totalidad, pero por lo menos tendrás más información sobre tus sueños y, podrás hacer uso de esas ideas cuando lo desees.



Díganme, ¿Cuántos de ustedes tiene un cuaderno de sueños? ¿Les gustaría llevar uno?

Jess Castz

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Instagram

Metricool

By Jess. Con tecnología de Blogger.