¿Cómo me presento a un concurso literario? 2da parte




La semana pasada vimos tanto las plataformas de investigación como lo que debe hacer antes de enviar una obra a concurso. Ahora, toca el turno de ciertos requisitos a los que debemos poner suma atención, al momento de presentar el manuscrito.

Ya elegí el concurso, ¿ahora qué?

Bases.

Bien, cuando tengamos el texto a concursar debidamente corregido y registrado, lo siguiente que haremos será revisar las bases.

Ustedes dirán, ¿y eso para que, si ya las leí antes? Muy simple, porque tenemos que ver cuál es la documentación que se nos está pidiendo, además del manuscrito.

La mayor parte de las veces (si no es que siempre), nos van a solicitar nuestros datos en un documento aparte; a este se le llama plica. Ya sea dentro de un sobre y firmado con un seudónimo, o como una hoja al principio del escrito a concursar, pero este es uno de los requisitos a los que les deben de poner más atención. Hay que ser muy cuidadosos al momento de hacerlo, sobre todo porque un dato erróneo puede prestarse a malos entendidos y hasta los pueden descalificarlos por eso.

Ya listo este punto, deben ver si nos les están pidiendo una carta de aceptación de las bases. En ella les van a pedir que declaren ciertos puntos acerca de la novela. Si se encuentra compitiendo en otro concurso, si posee los derechos de la obra, o si fue enviada a una editorial para su valoración.

Cualquiera que sea el caso, deberán firmar la declaración de aceptación antes de enviarla.
Un consejo: Saquen copias de estos documentos antes de adjuntarlos al envió de la obra. De esta forma, si quedan entre los finalistas y surge algún problema con sus datos, pueden presentar ambos para cotejar.

Envío.

En cuanto tengamos listo todo lo que se nos pide, es el turno de mandar el manuscrito a concursar.

Aquí, deben tener en cuenta que no todo se envía por correo postal. A últimas fechas se ha recurrido al correo electrónico o a subir los archivos a una página, así que revisen eso antes de imprimir por triplicado una novela de 300 hojas.


Cuando hayan terminado, es tiempo de relajarse y darse unas palmaditas en la espalda. Su labor ha concluido y la del jurado acaba de comenzar.

Si han hecho bien las cosas, tengan por seguro que en algún momento su esfuerzo se va a recompensar.


¿Les fue de utilidad la información? ¿Tienen otras dudas sobre los concursos literarios?

Cualquier sugerencia, los invitó a usar mis redes sociales o la caja de comentarios.

Nos vemos.

Jess Castz

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Instagram

Metricool

By Jess. Con tecnología de Blogger.