La larga marcha - Richard Bachman/Stephen King




Título: La larga marcha
Autor: Richard Bachman/Stephen King
Editorial: DeBolsillo
Páginas: 352
Formato: Rustica
Género: Ficción/ Distopía









Una inquietante novela futurista donde la realidad supera a la fantasía más terrorífica. El escenario: una sociedad ultraconservadora que ha llevado al paroxismo sus rasgos más perversos, dominada por un estado policial. El acontecimiento: la más extraordinaria competición deportiva, una agotadora marcha a pie donde un resbalón puede ser el último. Los competidores: cien adolescentes elegidos por sorteo y decididos a pasar sobre los cadáveres de sus compañeros para llegar a la meta. El premio: fama y fortuna para el ganador, es decir, para el único superviviente... Solo uno será el triunfador. Los 99 restantes morirán.


Ok, vamos a cambiar un poco el formato de las reseñas. De ahora en adelante, voy a darles más datos sobre los libros que leeré, ¿Por qué? Bueno, me han llegado unos cuantos mensajes por Facebook y Twitter, de que les gustaría que ahondara un poco más en el asunto, así que, siguiendo sus sugerencias, esta vez les daré una crítica más detallada.
Y como ya no los quiero aburrir, comencemos con este nuevo mes de temática.
Porque si, no solo el formato cambió, sino que ahora también vienen las reseñas por temática mensual.
Lo que si es que no les diré cual toca este mes. Con las claves que les voy a dar lo descubrirán solitos.












Y empezamos con algo fuerte.
En sí, me alegra decir que el tamaño del libro no es un problema al momento de estarlo llevando a todos lados. De verdad, yo que soy de las que cargo con tomos y tomos en la mochila, no le encontré ningún problema al momento de estarlo transportando. La cubierta apenas y se arrugó un poco, y ni que decir de las siempre presentes manchas de agua con las que me topo cada que intentó trasportar un libro a la universidad. Aguanto el botellón que llevó conmigo, así que eso ya es un buen plus.
En el caso de la portada, les alegrara saber que también aguanto el agua que de vez en cuando se caía de mi botellón, así que en ese aspecto no hay nada que temer. Su cubierta plastificada es bastante útil para esos casos.
Por supuesto, al ser una versión de bolsillo algo tenía que haber que no me gustara, y en este caso creo que es el gramaje del papel. Ya saben, seré más específica cuando lleguemos al querido ojo.
Por último, aclaro. No. Aunque es una edición de bolsillo, la letra no viene más pequeña y tampoco le cortaron partes a la historia original. Todo está perfecto, y aunque si tuve uno que otro problema con la tinta y ese asunto del agua, no fue de cuidado.



Ya sé que me van a decir, ¿Otro de King? ¡Lo siento! No pude evitarlo, y es que, tanto este como Battle Royale (Del que les hablare en la siguiente reseña), fueron los libros que me marcaron e hicieron que me decidiera a seguir el camino de las letras.
Ya sé que para muchos su inspiración fue Harry Potter o El señor de los anillos. Para mi fueron estos dos libros.
Para no hacerles muy largo el resumen de la trama les hare la siguiente pregunta: ¿Qué harían si estuvieran compitiendo en una carrera sin meta en donde el único premio que importa es su vida?
Así es. Esa es justo la premisa del libro.
Olvídense de los juegos del hambre o de divergente. Este es uno de los padres de la Distopía, y a mi parecer una excelente novela del maestro del terror. Aquí no hay monstruos a la vuelta de la esquina ni fantasmas listos para acecharlos. Los únicos malos son un militar y los personajes.
Sí. Como lo leyeron. Tanto el protagonista (Garraty) como sus compañeros son los malos. ¿Qué por qué digo eso? Vamos, ya me conocen. No les voy a dar spoilers y menos si  con eso permito que le den una oportunidad a este libro.


El tema del libro esta super bien delimitado por el autor. Es más, con solo leer las primeras cincuenta páginas uno se da cuenta de que aquí lo que predomina es el asunto distópico y la sobrevivencia de los participantes.
Gracias, King, por otro libro que no confunde en eso al lector.



En fin, en el apartado narrativo de la novela podemos ver que el autor no complica mucho la trama con palabras extrañas o términos desconocidos, así que en ese aspecto no tienen pretexto. Van a encontrar un texto sencillo de leer y que sigue el punto de vista del protagonista. Un chico que, para estar en donde se encuentra, me pareció simpático e interesante.
Por supuesto, el tratamiento del idiolecto de los personajes se nota bastante al momento de los diálogos. Cada uno tiene bien claro su objetivo, y aunque algunos están ahí por motivos similares a otros, no se cofunde su voz con las de los demás.
Ahora, en el asunto de simbolismos, creo que vale la pena señalar la carrera como una aventura donde cada uno de participantes se va descubriendo a sí mismo. Lo que quieren. Lo que dejaron atrás. Aquello que anhelan. Aunque en este libro no hay viajes largos o cambios drásticos de paisaje, el autor hizo un buen trabajo jugando con este punto.




Jajaja, ¿Y todavía preguntan cuál es? Fácil. La elección de Garraty al inicio del libro. Podía haberlo dejado todo, y prefirió seguir con el asunto.




No quiero alargarme tanto en este punto, sobre todo porque ahí un montón de cosas que tienen su peso en la historia. Nada más les nombrare las tres que, a mi punto de vista, fueron las de mayor peso en la trama.
—La elección de Garraty y los otros, al principio.
—La primera caída.
—La revelación de Stebbins.





De los personajes se conoce justo lo necesario. Por supuesto que de quien vamos a ver más cosas es del protagonista, pero me alegró encontrarme con el hecho de que los demás no pasan desapercibidos. No nos pueden mostrar la vida de los cien chicos, pero por lo menos llegamos a conocer a una parte importante del grupo marchante. 
Y por supuesto, del lado de los militares solo nos dan un atisbo de la vida del comandante.
Mi personaje favorito, por mucho, es: Stebbins. Ese chico sí que tenía un motivo fuerte para participar, y vaya que aprovecho bien sus fuerzas.


                       
En el caso de los escenarios, King nos da un vistazo de los paisajes, desde la frontera de Maine con Canadá, hasta llegar a la costa este de Estados Unidos. En sí, no es mucho lo que vemos de los lugares porque la trama se enfoca más en los personajes y sus vivencias.
Lo único que cabe destacar es el lugar donde comienza la historia. Una zona boscosa con muy pocas personas alrededor.
El lugar perfecto para una de sus clásicas novelas de miedo.


En fin, hemos visto lo bueno del libro, y para que vean que no soy piadosa ni con un libro de Stephen, me di a la tarea de buscar unos cuantos errores dentro del tomo. Solo mencionare tres, dos de los cuales, pienso que son los que más afectan el curso de la historia.


                                  

Primero: El cochino gramaje del papel.
Ya sé que mi libro es un señor grande. Vamos, ha visto mejores días, pero aun y con eso, lo que me choco desde el primer momento en que el papel que usaron para imprimir la historia esta super delgado.
Imagínense mi cara cuando lo compre, hace mil años, y me lo lleve para leer a la escuela (mmm, vaga). No tenía ni 72 horas de haberlo adquirido y por una tontería, una de las páginas terminó agujereada  por un lápiz.
¡¿Qué?! ¡Me llev….!
Segundo: La madre de Garraty.
Señora, solo tengo una pregunta para usted, ¿En qué demonios estaba pensando cuando dejo que su hijo entrara a semejante tontería? 
Tercero: Oh final. 
¿Por qué King? ¿Qué tienes contra tus lectores para darnos esta clase de final? ¿Sabes lo que me hiciste sufrir cuando llegue a ese último párrafo? La primera vez que lo leí estuve a nada arrancar la página. En serio. Así de frustrada me sentí.

Como pueden ver, el libro maneja varias emociones dentro de sus páginas. Podemos ver momentos de camaradería, de traición y hasta uno que otro recuerdo agradable, pero en definitiva, no podemos negar la naturaleza que posee el texto. Si son fuertes y creen poder aguantar una novela de este calibre entonces los invitó a la competencia.


                                

Hace unos años había rumores de hacer una película, el problema es que pasa el tiempo y se sigue quedando como un rumor.


                    

                         

Sí gente. No le di la calificación perfecta porque ese mugroso final todavía me persigue, y me perseguirá hasta el fin de mis días.






Jess Castz

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Instagram

Metricool

By Jess. Con tecnología de Blogger.