¿Listo para superar tu miedo a que te lean?






Levante la mano quien ha sentido miedo a que alguien ajeno a su círculo de conocidos lo lea… Apuesto a que varios se sintieron identificados con la frase de arriba, ¿verdad?

Lo sé. La primera vez siempre puede ser atemorizante, sobre todo porque no conocemos a esas personas, lo que a veces les da el ánimo suficiente como para señalarte tus fallos y errores de dedo. No obstante, algo que deben de tener en cuenta en esos momentos es, que la mayoría (casi siempre) no busca ofender ni desanimarlos como escritores. Algunos en verdad disfrutan la trama de su cuento o novela, y todo lo que quieren es que aquel texto que tanto los atrajo se vea bien y sea comprensible.

Claro que un buen lector que te haga ver esos fallos no es fácil de encontrar, por ello mi primera recomendación es:

1.-Alejate de redes como Wattpad

Lo siento, pero sin afán de menospreciar la plataforma, en ella es muy difícil conseguir que alguien se interese en decir que es lo que necesitas corregir de tus textos, ¿por qué? Por qué ahí lo común son los votos hacía sus textos favoritos. Es cierto que algunos usuarios tienen la delicadeza de dejar uno que otro comentario sobre la historia, pero esos casi siempre son para decirte lo buen escritor que eres, sin recalcar algún error que pudieras haber tenido.

Mi recomendación en este caso: busca un foro de discusión. En ellos es más fácil que te ayuden a corregir lo que está saliendo mal dentro de tu texto.

Órale, ¿Por qué me espías? Nada más subí un capítulo

2.-Si encuentras un buen lector, por lo que más quieras, ¡no lo dejes ir!

¿Sabes cuantos matarían por encontrar a alguien que les ayude? Cada vez que te de miedo enviarle un nuevo avance a un lector, hazte esa pregunta. Te aseguro que muchos estarían ansiosos por tener a alguien que les haga ver sus fallos,  y más si se trata de un lector de su propio género.

No es fácil convencer a alguien que dedique un poco de su tiempo a ayudarte, así que, ¡Aférrate a esa persona o procúrala! Cuida tu relación con ella, pero sin atosigarla.

3.- Corrige antes de mandar

No se te vaya a ocurrir la gran idea de enviar algo que todavía no ha pasado por una revisión. De verdad, es muy fácil cansar a tus lectores beta con un texto que para nada se nota que lo han estado corrigiendo.

Considera su tiempo y no los hagas perderlo.

4.- Olvídate del que dirán y sigue los consejos de quienes saben más



Este es un problema, sobre todo entra los escritores noveles. Yo entiendo que no quieren que nadie hable mal de sus novelas, cuentos, poemas y demás, pero la cosa esta así: ¿cómo van a recibir ayuda, si no permiten que otros sean claros y francos con su trabajo?
Nadie nace aprendiendo. Todos hemos pasado por una crítica dura o un comentario hiriente, pero ni eso nos detuvo.

Has de cuenta que estas en la playa y tomate todo a la ligera... Bueno, casi todo

La diferencia entre los que abandonaron y los que lo lograron, es que estos últimos aprendieron de sus errores y nunca se rindieron, ¡Ahora te toca a ti! Atrévete a salir y muéstrale a la gente lo que disfrutas hacer.



Así que ya lo sabes, si estás listo para dejar que la gente lea lo que haces, asegúrate de que las primeras personas te puedan guiar, o por lo menos que te den un consejo. Cualquier ayuda es bien recibida.

Si les gusto la entrada, los invito a usar mis redes sociales o la caja de abajo.


Nos leemos despues.



* Ups. Si ya sé que no hubo nada la semana que viene. Lo siento, me dio una laringitis marca diablo y me quede unos cuantos días en cama. 

Jess Castz

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Instagram

Metricool

By Jess. Con tecnología de Blogger.