Aprendiendo a ser malo con: Drácula





Nombre: Drácula
Primera aparición: 1897, en el libro. 1992, en la película.
Autores: Bram Stoker. Francis Ford Coppola.
Edad: No se sabe.
Raza: Vampiro.
Familia: No se le conoce.




Hola, hola.

¿Qué creen? Ya llegamos a la última clasificación de villanos, en mi lista.

Así es, con este antagonista terminamos el especial de dos meses dedicado a los malvados, y para cerrar con broche de oro, toca el turno del nuestro querido amante inmortal: Drácula. 

Para este personaje, me serviré tanto de su historia original como de la película dirigida por Francis Ford Coppola. Ahora sí, comenzamos.

¿Quién quiere una mordida?

¿Qué distingue a Drácula del resto de las creaturas tenebrosas? Bueno, para muchos cuenta el hecho de que no puede morir o su eterna lucha contra la iglesia. Tanto uno como otro factor tienen su parte correcta, no obstante, hay un elemento que algunas personas pasan por alto al momento de su análisis, y, aunque no lo crean, ese es el punto decisivo para poder darle una clasificación.

Mucho se ha dicho sobre el simbolismo que porta la sangre dentro de la literatura, desde el flujo de la vida hasta muertes espantosas, sin embargo, cuando unimos al personaje con este factor, ¿Qué obtenemos? Según algunos estudiosos, el acto de succionar sangre del cuello de una persona, puede ser visto como una situación lujuriosa o de carácter pasional. Es cierto que no podemos negar esos tintes intensos, pero también existe otro significado dentro del hecho de extraer la sangre de la víctima.

La extracción de la esencia. En culturas anteriores, se creía que el líquido carmesí era un regalo de el o los dioses, y que, por lo mismo, ofrecérsela a una deidad superior era considerado como una acción noble y honrosa, que merecía que la víctima en cuestión llegara a salvo a donde sea que su religión hubiera dicho. Por supuesto, para que la persona fuera hacia su muerte como la mejor disposición, se les tranquilizaba con hierbas y brebajes que los dejaban dóciles y listos para su destino.

Dejando de lado el asunto cultural, podemos ver que, tanto por el lado de la lujuria como por el de la esencia, el vampiro como tal ejerce un poder tranquilizante y magnético en quienes señala como su alimento, adormilando sus sentidos para que estos acudan a su presencia sin problemas. Ya frente a la creatura, este solo tiene que intensificar su atrapante poder para que cualquiera haga lo que este desee.

De esta forma, muchos han caído en las garras del temido conde Drácula, algunos perdiéndose entre los mares de la oscuridad, como Lucy Westenra , otros muriendo a causa de sus súbditos y esbirros, como Quincey Morris, y un puñado más que terminan infectados por su mente o su sangre, como el matrimonio Harker.

Ya sea por placer o por necesidad, no se puede negar que el alcance de Drácula como antagonista, es superior al de muchos otros.

Con este y en conclusión, puedo decir sin lugar a dudas que nuestro famoso conde, en definitiva encabeza la lista de esta última clasificación: el amante malvado.

Aquel ser que hace uso, ya sea de su cuerpo, mente o facultades especiales para atraer a sus víctimas (casi siempre del sexo opuesto, aunque hay algunas excepciones).








Y con esto terminamos. Ahora ya saben los tipos de villanos que pueden encontrarse dentro de la literatura, el cine y otros medios de entretenimiento que basan sus historias en guiones.

¿Saben de otro villano que entre dentro de esta clasificación? ¿Han hecho malvados con estas características?


Y les recuerdo, si les gusto la entrada, los invito a usar mis redes sociales o la caja de abajo.No cuesta nada y me ayudaran mucho con sus recomendaciones y likes. Ahora, si quieren conocer que otras novedades le deparan a la página, no se preocupen. La semana que viene les podre la última entrada, antes de que comiencen las vacaciones, y hay se enteraran de los cambios finales que sufrirá la página, antes de la renovación total que le espera.

Ahora si, nos leemos la semana que viene.

Jess Castz

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Instagram

Metricool

By Jess. Con tecnología de Blogger.