Aprendiendo de finales con: Escaflowne




Hola, hola.

¿Quién está listo para una nueva serie de entradas? Ok, este tema no ha sido tan solicitado como el primero, pero de todos modos decidí hacerlo porque creo que les ayudará mucho con el tema de llevar a buen término sus respectivas historias. Ya saben, la mayor parte de estos consejos los he aplicado a la escritura de ficción, pero si creen que pueden hacer uso de alguno de ellos, entonces pueden adaptarlos a no ficción.

Y para no perder la costumbre, en esta ocasión también haré uso de algunos ejemplos para poder mostrar bien los puntos a los que voy. En está mega serie usaré animes y puede que algún manga para hablarles de los diversos finales que se pueden encontrar en una novela o cuento, y como ya no quiero marearlos con un montón de rollo, ¿Qué les parece si comenzamos con la primera clasificación?

En este caso, toca hablar de un anime que, quienes hayan crecido en los noventas seguro vieron. En su momento, llegó a transmitirse en televisión abierta, aunque fueron pocas las repeticiones que se permitieron, para qué las personas pudieran ver la historia completa. Claro que si eran de los que gustaban ir a convenciones entonces escucharon de él con mayor frecuencia. 

Con ustedes, este martes vamos a darle un vistazo al final de: Escaflowne, o como se conoce en algunas zonas de América del Sur, La visión de Escaflowne.


La historia comienza con Hitomi Kanzaki, una chica de preparatoria como cualquier otra. Sale con su amiga a pasear, va a clases, le gusta un chico, en fin, sin muchos cambios hasta ahí. 
Lo único peculiar en ella es cierto collar que lleva a todos lados y que le dio su abuela, la piedra en el colgajo es capaz de marcar un segundo perfecto cada que se balancea el collar en el aire y, como poco a poco irán descubriendo, eso no es todo lo que puede hacer. 

Por azares del destino, una tarde, mientras Hitomi se encuentra con su amiga y el chico que le gusta, la piedra termina llamando a un guerrero de otro mundo. Un muchacho de nombre Van Fanel que se encuentra en plena batalla con un dragón (sí, no miento, ¡Un dragón enorme!), y todo para poder acceder a cierto rango que necesita reclamar pero que para no arruinarles la sorpresa, no les dire (soy muy mala muaajajaja). 

Para no llenarlos de spoiler, me limitaré a hablarles sólo de las últimas escenas de cada serie, ¿de acuerdo? 

Justo la pelea entre Van y el dragón se da en una entrada
 de templo como este
Bien. Para la última parte de esta aventura épica, tenemos por un lado a Hitomi, atrapada en la guarida del antagonista y escuchando los motivos que lo impulsaron a hacerse malo. Ella comprende parte de su dolor, pero por el otro no entiende como fue capaz de hacer tanto daño. Por fortuna, Van destruye los planes del tipo y ambos huyen de aquel sitio mientras este encuentra sus últimos momentos de vida. 


A pesar de haber salido bien de todo, Hitomi se da cuenta de que parte de lo que dijo el malo es cierto y por más que quiera, ella y Van no pueden quedarse juntos porque son de diferentes mundos


. Al final, ella vuelve a su hogar y se queda con el recuerdo de aquel jinete de dragones que tanto le ayudó. 


Si, seguro algunos ya sospechan de que va el tema, ¿cierto? Los finales agridulces.

En esta clasificación podemos encontrar todos y cada uno de los finales que, aunque poseen cierto toque esperanzador (los protagonistas todavía viven, no se ha roto el lazo entre ellos, los objetos mágicos aún tienen poder o no han perdido su utilidad), no podemos negar los elementos tristes con los que cierran (los protagonistas terminaron separados por fuerzas externas, los secundarios se separan para seguir sus respectivos caminos, uno de los villanos todavía vive y busca venganza).

Esta clase de finales pueden encontrarlos en: sagas. Trilogías, bilogías o cualquier historia con continuación, o, en su defecto, tomos únicos con un trasfondo que se busca dejar a medias. También se halla en cuentos que se interrumpen en lo más pesado del asunto.
Bueno, como puede ver, estos finales no son desconocidos para varios, y por lo mismo pueden hacer uso de ellos sin ningún problema. Nada más un consejo, no exageren con los problemas de sus personajes. Podrían terminar en otra clasificación. 


¿Conocen un libro con esta misma clasificación? ¿Qué piensan de esos finales? 

Ya saben, si les gusto la entrada los invitó a dar like en redes sociales, compartirla con sus amigos escritores o, si lo prefieren déjenme un comentario en la caja de abajo. Por supuesto, la invitación a la news letter sigue vigente así que si lo desean también pueden entrar a la lista de contactos. 

Nos leemos después. 

Bye bye. 

Jess Castz

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Instagram

Metricool

By Jess. Con tecnología de Blogger.