La distopía dentro de la utopía. ¿Se pueden mezclar éstos subgéneros?




La utopía. Ah, cómo tengo problemas con esta división de la ciencia ficción, sobre todo por la visión tan limitada que posee sobre el mundo y la naturaleza humana. Nos encanta imaginar situaciones que de vez en cuando rayan en la perfección y, gracias a eso perdemos de vista un dato trascendental en todos nosotros.

No somos perfectos. Tendemos a cometer los mismos errores una y otra vez, hasta que por fin entendemos la metida de pata. Y todavía con eso podemos llegar a sufrir otro golpazo.
Por eso y en base a la pregunta que me hicieron el otro día, los cuestionó, ¿De verdad es necesario meter perfección en una sociedad imperfecta?

No se ustedes, pero tras haber visto la película que me prestaron el otro día, creo que vale la pena hacer el intento.

Y ustedes se preguntarán, ¿De qué película habla está loca? 

Equilibrium.

¡Acábalos, Bale!
Protagonizada por Christian Bale, está aventura combina de forma bastante interesante las utopías con las distopías, mostrándonos que a veces la perfección puede ser mucho más dañina que los defectos.

Es cierto, la película no pasará a la posteridad por buenas actuaciones o por un guion soberbio. Tiene fallos de los grandes en cuanto a coherencia, además de un par de cosas que sobran. No importa, a mi lo que me llamo la atención fue la idea central de la historia. Estamos hablando de un mundo donde se han suprimido las emociones para poder alcanzar la perfección, y por un lado se consigue, pero por el otro todo se desmorona ya que no podemos vivir sin sentir nada de nada.

El amigo de Bale lo sabe, y es gracias a él que este descubre la verdad tras la mentira y termina revelándose contra ese mundo perfecto, aunque eso signifique volver a los mismos errores que ya se han cometido una y otra ves y, que en su momento diezmaron a la población.

El precio a pagar por un mundo donde se puede sentir.

Y con esto respondo a la pregunta principal con un rotundo, sí. Se puede hacer una mezcla entre utopía y distopía, y, si está desarrollada correctamente, puede atraer la mirada de cualquier lector aficionado a la ciencia ficción. El chiste de todo esto es desarrollar con mucho cuidado la historia y no perder de vista el objetivo final de esta.

Después de todo, para los tiempos que corren, un poco de esperanza no cae mal. Nada más no sé pasen cuando llegue el momento de destruir la paz en su mundo. Algunos lectores y espectadores pueden caer en depresión.



Y terminó la entrada de esta semana. Ya saben, no me puedo ir sin antes atosigarlos con mis preguntas de señora de lavadero.

¿Han visto la película? ¿Les gustaría escribir una novela o cuento con esta mezcla? ¿Han escuchado de otras historias que compartan la idea utopía/distopía?

Bueno, ya los moleste lo suficiente con mi curiosidad, ahora es tiempo de irme. No se les olvide compartir la entrada por redes sociales. Si les gusto y quieren estar enterados de las nuevas entradas y demás información que subo por otros medios (PodCast y canal de Youtube), los invito a suscribirse en la página.


Nos vemos. Hasta la otra semana.

Jess Castz

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Instagram

Metricool

By Jess. Con tecnología de Blogger.