El amor en épocas difíciles, ¿Puede haber romance en una fantasía accidentada?




¿Alguna vez se han preguntado, como es que un autor puede agregar tintes románticos a una obra en donde predomina una guerra de las grandes? ¿O un problema que no puede ser salvado más que usando la violencia? Ya saben. Habló de esas novelas con corte fantasía-ciencia ficción, grimdark o cualquiera de las vertientes de lo imaginativo que, por tal o cual razón, no poseen muchos factores en donde se pueda propiciar un ambiente romántico.

A ver escritores de fantasía, este es un llamado para todos ustedes.

¿Cómo rayos le hacen para poder introducir una subtrama con toques románticos, dentro de sus historias?

Hablando desde mi experiencia, lo que yo hago es acoplar todo eso desde la escaleta. No soy buena como escritora espontanea, nunca se me ha dado, y supongo que, en parte, ese hecho tiene su porción de culpa de que yo sea una autora de novelas de ficción.

Porque si no, díganme, ¿Cómo es que uno puede acoplar romance en una historia donde apenas y pega?

Hola, ¡Estamos hablando de una fantasía oscura! ¡Una aventura épica para salvar el mundo!

Sí, yo sé que, aun en la situación más difícil, las personas no pierden su capacidad de sentir y de expresar sus emociones a otros, pero no se puede negar que, el que se esté produciendo la muerte masiva de tu especie o el que te esté persiguiendo el villano en turno, como que no inspira mucho a enamorarse, ¿no creen?

Bueno, ahora que ya les saque las dudas al aire, toda darles un buen revés y decir.

¿Y por qué no?

Como les dije arriba, yo he hecho de las mías dentro de mis historias (para mayor información sobre este punto, les invitó a leer las novelas que tengo en Wattpad, aquí), y para aquellos puristas que creen que no se puede introducir un buen y bien desarrollado romance, déjenme decirles que necesitan salir más.

¡Sí se puede!

Si no me creen, ¿Por qué no le dan una ojeada las sagas juveniles?

¿Que no son de leer textos para adolescentes? Ok, vamos a un realismo mágico un tanto oscuro.

La portada. Por si quieren leerlo.
Carrie de Stephen King, no solo se distingue por ser una historia sobre el bulling y la venganza que conlleva el no olvidar los errores de las personas. Pare quienes no lo sepan, entre sus páginas, llegamos a conocer un par de subtramas que vale la pena señalar y que bien, entran dentro de lo que estamos hablando. 

La primera subtrama es la relación Sue/Tommy.

Al principio, por lo que nos muestra el autor, podemos llegar a creer que ella no esta tan apegada al muchacho; sus sentimientos no parecen ser tan intensos como los de él, y por lo mismo nos hace pensar que nada más anda con él para pasar el rato. Terrible error porque, cuando conocemos lo que le tiene deparado el destino a Tommy, nos damos cuenta de que Sue en verdad sentía algo por él. No estaba fingiendo sus sentimientos hacía el muchacho, por lo que, tristemente, lo ocurrido con él termina siendo un golpe duro para su psique.

Segundo: El enamoramiento de Carrie por Tommy.

Vamos, esto no es secreto para ninguno de los que hayan leído el libro. Nuestra incomprendida protagonista está más que coladita por el muchacho, y en cuanto se le presenta la oportunidad, lo demuestra mediante algunas de sus acciones. Por supuesto, el que el chico la invite al baile es un sueño que para nada esperaba que se realizara, por lo que, cuando la escena de la premiación se da, cala más hondo en las mentes de los lectores. ¿Qué habría pasado si el autor no hubiera introducido aquel desenlace? ¿Cuál sería el resultado de la relación Carrie/Tommy, si no se hubiera dado? Aunque no tengan respuesta esas preguntas, no podemos negar que estas nos rondaran por un buen rato.
Así como este ejemplo, hay muchos. ¿Por qué? Por qué en la vida no todo es blanco o negro.

Es cierto que nadie está exento de desgracias, vamos, que el clima esta tan loco que en cualquier momento podría pasar algo cerca de nuestras ciudades, incluso en todo el mundo. Sin embargo, y esto hay que tenerlo bien claro, no podemos dejar de lado unos de los instintos más importantes que poseemos.

Estamos vivos, y mientras sigamos rondando por este mundo, todavía tenemos la oportunidad de encontrar a alguien con quien compartir la vida.

Nunca ignoren ciertos aspectos de nuestra naturaleza, en aras de seguir un canon predeterminado. No estamos hechos de piedra y, aunque les digan lo contrario, hasta en los momentos difíciles hay cabida para un poco de amor.

Menos en una historia slasher. Hay, si no eres el o la protagonista, es seguro que vas a terminar hecho cachitos. Para esos casos, lo mejor que pueden hacer es seguir las reglas de las que nos habla Randy Meeks en la película Scream, y, ¡corran! 




Y bien, ¿Alguna vez les ha pasado que les han criticado su decisión de meter romance, en su novela de fantasía? ¿Lo han intentado, con resultados desastrosos?

Si necesitan ayuda, solo díganme y veré que la próxima entrada toque algunas de las herramientas y ejercicios que les ayudaran con su enredo.

Ahora sí, me despido.

Sayounara a todos y, les recuerdo, si les gusta la entrada los invitó a compartirla por cuanta red social se les antoje. Ahora que si quieren algo más completo, ¿Por qué no se suscriben a la news letter de la página? Así, les prometo y les juro que no se les escaparan los nuevos programas y vídeos, dedicados a la escritura de fantasía.

Nos leemos la próxima.


La puerta se cierra.

Jess Castz

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Instagram

Metricool

By Jess. Con tecnología de Blogger.