¿La fantasía se devora los otros géneros de la ficción?




Es tiempo de retomar la rueca de la página y, que supertema tengo esta semana. 

¿La fantasía le resta popularidad y adeptos a otros géneros de la ficción?

Wow. Esa pregunta sí que me agarró en curva, y desde ahorita le agradezco a María Louisa, una seguidora frecuente en Twitter, porque me la hiciera. Me has salvado de elegir el tema de la entrada, ¡Arigatou! 

Ah, dios. La fantasía.

Bueno, es cierto que el factor imaginativo ha estado teniendo auge en los últimos años. Antes de creía que solo los adolescentes y niños podían leer fantasía, y ahora hay toda una serie de subdivisiones de la misma, en donde se puede encontrar desde libros infantiles hasta novelas de corte oscuro que van dirigidas a los adultos. 


Sí. La fantasía se ha ganado un lugar bien merecido en la literatura, pero, ¿De eso a estarse apoderando de los lectores de ciencia ficción, terror o romántica? Nada que ver. Eso sí que está muy difícil que suceda.

Motivo: No todos tienen tus gustos. Con esa simple y sencilla frase se resume todo, y hasta aquí llega la entrada de…


No, ni loca terminaría la entrada aquí. Siempre hay que explicar el porqué de las cosas, y esta no es la excepción. 

Así como hay personas a las que les gusta la poesía o el teatro, existimos personas que disfrutamos más de la narrativa en prosa, y ese ejemplo también se aplica a los géneros. 
Hagan de cuenta que a Susanita le gusta leer narco novela, pero a su hermana no le pasa mucho eso de estar leyendo de muertes y prefiere las distopías. Le recomienda un libro de esa temática a su prima, pero ella solo lee novelas juveniles de romance que se desarrollan en la escuela. 

¿Ven hacía donde va mi punto? 

No todos leemos lo mismo, así que es muy difícil monopolizar el sector de narrativa con un par de novelas (Sí, hablo de ustedes Potter y Frodo). 

Si no me creen, vean mi ejemplo. 

Es cierto que La historia interminable fue el primer libro que me tome en serio para leer, pero yo no seguí esa línea de escritura y lectura, no por completo. 


Tú no me engañas. Sé que estás escondido por la playa.
Lo mío es el terror paranormal, las distopías y las ucronías, la fantasía épica y oscura. No por eso menospreció el chick-lit o la ficción general, al momento de la lectura. Sé valorar el trabajo de mis compañeros escritores, y casi siempre, cuando leo lo que busco es que se note esa chispa de amor a su trabajo. Con que me muestren que disfrutan lo que hacen, yo soy capaz de leerme una saga completa sin problemas (Claro, con sus debidas excepciones. Todavía no me animo a tocar todos los libros de George R.R. Martin o a Anne Rice. Esas sí que son palabras mayores). 

¿Y a que llegó con esto? 

A que no exageren, mis muchachos. La fantasía tiene sus lectores, y es lo mismo para la ciencia ficción, el terror, el romance, los experimentos raros y demás.

Nadie se devora a nadie. Todos coexisten y se apoyan entre ellos, así que sáquense esa idea de la cabeza y váyanse a leer un rato.



Ahora sí, con esto me despido, pero sin olvidar mis queridas preguntas.

¿Alguien más cree que la fantasía se apodera de nosotros? ¿Por qué? Y para los que leen otras divisiones de la ficción, no se preocupen, el consultorio estará abierto hasta las 5 pm. por si quieren hablar de sus preocupaciones a que los magos, vampiros, hobbits y demás creaturas, se estén apoderando del mundo… ¡Eso que!


En fin, ya saben. Comenten y compartan para que pueda traerles más entradas como esta. Si les gusto y quieren saber cuándo volveré a subir otra entrada, suscríbanse a la página para más contenido y una que otra sorpresita.

Nos leemos la semana que viene.

A cerrar la puerta.

Jess Castz

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Instagram

Metricool

By Jess. Con tecnología de Blogger.