Cuatro consejos que deben tener en cuenta al momento de hacer una reseña




Estoy segura de que no soy la única que ha sufrido con esta clase de situaciones, sobre todo porque, como siempre les digo “nadie nace aprendiendo” y somos muchos los que hemos sufrido estas dudas al momento de hacer la reseña de un libro.

Algunos me preguntan por el formato que uso para cuando hago una, y lo cierto es que yo fui adaptando los datos que quería tratar en cada texto a modo de estas quedaran tal cual deseaba. Si han leído o visto las primeras reseñas que hice, se van a dar cuenta de que mi estilo se fue modificando conforme pasaba el tiempo, y eso se debe a que al principio solo quería hacer un breve comentario sobre los libros, pero conforme pasaron los meses me di cuenta de que no podía ser tan vaga con ciertos puntos.

De esa manera nació el formato que uso hoy en día, y por ese motivo es que me decidí a darles unos cuantos consejos sobre cómo pueden darle un toque muy personal a sus reseñas. Hacerlas suyas para que los lectores se sientan identificados con su punto de vista.

Bien, comencemos.

1.- Deja a tú yo sabiondo                                                                                                     

Estate quieta con esas palabras, mujer
Este es un error que he visto una y mil veces, ya sea en reseñas escritas, videos de YouTube o podcast. Lo primero que tienen que hacer es estar bien consiente de que no son mejores que el lector y que él no llega a su blog o página para que le estén dando un sermón sobre lo que debe y no debe leer.

Quienes llegan desean conocer su opinión, así que guarden a su superculta personalidad y denles lo que quieren.

Sean naturales y adopten un tono amistoso. Ellos lo van a agradecer.

2.- Ten cuidado con los chistes

Ah, dios. Como me choca estar viendo comentarios hilarantes en una reseña.

No me malinterpreten. Me gusta reír y comprendo que de vez en cuando pueden colar algún chiste dentro de sus reseñas. Lo que no se vale es atiborren todo el texto con humor porque corren el riesgo de perder el hilo de su narración, o peor, pueden llegar a caerle mal al lector.

Así que ya saben. Un poco de risas no caen mal, pero aprendan en que secciones pueden darse ese lujo y háganlo con moderación.

3.- Solo lo que quieras tocar

Si te gusta hablar sobre la trama de la historia y sus puntos fuertes en la misma, no necesitas tocar otros puntos para hacer tu reseña más interesante a los ojos de los lectores. Igual pasa con personajes, narrativa, diálogos, escenarios y demás.

Toquen solo los puntos que en verdad les interesen y veran que los lectores poco a poco irán identificando sus reseñas de las de otros. Recuerden que de nada les sirve abarcar todos los puntos a tratar en un libro, si al final no van a atraer a las personas o las van a aburrir.

Que se note que les gustan e interesan esos puntos.

4.- No hables por todos


Este es el consejo más importante que deben de tener en cuenta. Por lo que más quieran, no asuman que todos piensan como ustedes.

Si están haciendo la reseña de un libro que no les gusto, intenten ser diplomáticos y hablen de los elementos que les parecieron correctos dentro de la narración. Ya si de verdad no pueden ignorar las fallas del autor entonces bien pueden adoptar una sección de “lo que no me gusto”, como la mía.

Por supuesto, al tratar esos temas expliquen porque no les gustó tal o cual libro. Usen argumentos sólidos y no falten al respeto. Aunque no compartas algunas opciones con el autor o los lectores de su libro, no tienes por qué ser grosero.




Ahora, ¿Reseñan libros en sus blogs o páginas? ¿Siguen alguno de estos consejos?

Si les gusto la entrada, no se les olvide compartirla por redes sociales con sus demás amigos lectores. Si esta no es la primera entrada que lees y te está agradando el contenido, entonces te invito para que te suscribas en esta página en donde encontraras un montón de consejos y recursos para escritores.

Ahora sí, nos leemos la siguiente semana. 

Jess Castz

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Instagram

Metricool

By Jess. Con tecnología de Blogger.