Glosario de mitos y creaturas: La caja de Pandora





Los mitos no solo nos muestran las diversas formas de vida en las que se creían cuando el mundo era un poco más joven, estos también servían para retratar enseñanzas importantes y moralejas que buscaban prevenir a los antiguos pobladores de los peligros que podían encontrarse en el transcurso de su vida; pero basta de enseñanzas que ya nos sabemos de memoria gracias a las clases de sociales y, si llevaron, valores.

El chiste de esta entrada es que conozcan un poco acerca del mito que “libero” todos los males en el mundo y, a su vez indagar un poco más en “la madre de todas las desgracias”, alias la querida Pandora.

Comenzamos.


Mito. La caja de Pandora

Todo comenzó hace siglos en la antigua Grecia y, como no, el lio se formó gracias a la intervención de un dios. Un dios muy rencoroso que no era capaz de olvidar las faltas de sus allegados.

Tras entregar el fuego a los humanos, Prometeo se ganó la furia de Zeus quien, no conforme con encadenarlo a la cima de un monte para que un ave de rapiña devorara sus viseras todos los días, busco la forma de cobrar venganza en otro miembros más de la familia del titán.

Prometeo tenía un hermano más joven llamado Epimeteo, el cual cuando se enteró de lo hecho por su hermano bajó a la tierra para refugiarse de la ira de Zeus. Esperaba que con el tiempo olvidara el padre de los dioses la ofensa tan grande que había cometido su hermano y, al pasar el tiempo supuso que así había sido. Claro que Zeus no pensaba igual que él y tampoco había olvidado.

Por culpa del regalo que Prometeo le había hecho a los humanos, estos ahora desarrollaban nuevos artefactos y centraban los esfuerzos que antes les dedicaban a los dioses a lastimarse entre ellos, todo con el fin de obtener más poder que desafiaba a sus divinidades. Veía las consecuencias del imprudente acto del titán todos los días y, conforme pasó el tiempo fue planeando una forma de buscar venganza, no solo contra Prometeo y su familia, sino contra los humanos que parecían olvidar cada vez más a sus deidades.

La venganza llegó en forma de una bella mujer que fue ofrecía a Epimeteo para que fuera su esposa, junto con ella veía un pithos o caja que, cuando se le dio a Epimeteo fue con la advertencia de que no podía ser abierta nunca. Este acepto el regalo de Zeus con los brazos abiertos y, unos días después se casó con la mujer que llevaba el nombre de Pandora.

Por un tiempo la pareja vivió feliz y sin problemas. Pandora se dedicaba a cuidar e su esposo y Epimeteo se sentía bendecido por la presencia de ella en su vida.

Aunque sabía que Pandora había sido creada por los dioses, Epimeteo nunca sospecho que su mujer había sido dotada de una incesante curiosidad. Un don que saldría muy caro para la humanidad cuando, un buen día, Pandora se topó de nuevo con la caja que le habían entregado a su marido junto con ella. Movida por esos deseos de saber que había adentro, la mujer abrió la caja y…

Caos.

De ella salieron todos los males del mundo en forma de una nube pestilente, azotando a los humanos y amargando su existencia con cargas increíbles de sufrimiento. Entre lloros, Pandora intentó cerrar nuevamente la tapa pero sin éxito. Todo su contenido salió de la caja para fundirse con la humanidad, dejando para el final y medio aplastada con tantos males, a la esperanza.

Esta, al igual que el demás contenido se alojó en los corazones de las personas desde donde los impulsa a seguir adelante y no desfallecer.


Destrozando a Pandora

Nombre: Pandora.

Edad: No se sabe.

Raza: Humana (creada por Hefesto y con las características de algunos dioses).
Que mal plan con esos dioses.

Familia: Epimeteo (esposo) y Pirra (hija).

Por lo que sabe gracias al mito, Pandora fue creada por el dios Hefesto bajo la orden de Zeus, y para dar forma a tan tentadora mujer y que Epimeteo cayera en sus redes, se le pidió que tomara un trozo de arcilla y e hiciera a una mujer con la belleza de las diosas.

Mientras daba forma a Pandora, varios dioses se acercaron a la obra para darle unos cuantos dones acordes a sus habilidades. Afrodita le otorgo gracia y sensualidad, Atenea le permitió el dominio del telar, y a Hermes se le encargó instruirla en el arte del engaño, la seducción para conseguir sus objetivos y la curiosidad. Mucha curiosidad.

Existen algunas versiones en donde, se dice, Prometeo le advertía a su hermano de las consecuencias que atraería a su cabeza y a las de los hombres si aceptaba un regalo por parte de Zeus.

Incluso se ha dicho que lo que había en la caja de Pandora no eran males, sino dones que se les habían dado a los humanos y, que en el momento en que se abrió la caja volaron por los cielos para volver al Olimpo, abandonando a las personas a las que solo se les permitió conservar la esperanza.

Sea como fuere, parece ser que Pandora era una de esas mujeres que no conocen el significado de la palabra, No.




Qué me dicen del mito, ¿Ya lo conocían? ¿Usarían una variante de él para su novela o cuento? ¿Les gustaría que hablara de otro? Si quieren que toque otro mito o si desean darme sugerencias para otras entradas, pueden dejarme sus comentarios en la caja de abajo.

Si les gusto lo que leyeron y esta no es la primera entrada que ven en la página, ¿Por qué no la comparten? Ya saben que toda su ayuda es bien recibida y me ayuda a crecer y a traerles más contenido entretenido para sus historias. Si por el contrario quieren estar al tanto de las nuevas publicaciones, bien pueden seguir la página para que no se pierdan las novedades que subo cada semana.

Con esto me despido.

Nos leemos después.

Jess Castz

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Instagram

Metricool

By Jess. Con tecnología de Blogger.