Cómo comienzo a crear mi mundo de fantasía (3ra parte)




Seguimos con la serie de Worldbuilding en la fantasía, y en esta ocasión toca hablar sobre uno de los puntos más complejos de la creación de mundos, en general.

Ya llegamos a la tercera parta de la serie de creación de mundos, y hoy vengo a hablarles de un elemento al que deben poner especial atención al momento de redactar su escaleta, sobre todo si se encuentran desarrollando una fantasía en donde se pueden llevar a ver muchos escalafones sociales y diversos regentes.

¿De qué les habló? La división territorial.

Antes de comenzar me gustaría recomendarles un par de historias en donde pueden ver este punto en su máxima expresión. La primera es la saga de George R.R. Martin, Canción de hielo y fuego, en donde se siguen las vidas de varias familias y sus esfuerzos por llegar a tomar el tan codiciado trono de hierro; aquí podemos ver que varias de estas familias (o casas), viven en diversos puntos del mundo ficticio creado por el autor. Algunas de las personas muestran rasgos que los distinguen de otros habitantes, ya sean de Poniente o Essos. Puede ser el color de su piel, su acento al hablar o algunas maneras, pero la gente de este mundo no se concentra en un solo punto, y conforme pasa la historia vamos conociendo más y más lugares, dentro del continente y fuera de este.

La segunda saga que les conviene conocer para este punto es, La materia oscura de Philip Pullman. Aquí vemos como la pequeña protagonista se mueve por entre mundos, buscando una forma de salvar a sus amigos y seres queridos de las manos de personas y seres que superan por mucho su existencia. En esta serie (sobre todo el último libro), se puede ver una clara división en cuanto a territorio. Aunque la protagonista (Lyra), pertenece a Inglaterra, la niña llega a moverse por varios puntos de su mundo (en el primer tomo). Desde la misteriosa Laponia, pasando por Bolvangar y llegando hasta el territorio de los osos en Svalbard. Su mundo está bien delimitado y eso ayuda a que la historia sea comprensible.

Así me imagino aquellos sitios helados de algunos libros.
Y ahora, asumiendo que ya leyeron o por lo menos han escuchado algo de estas series, vamos a lo que nos concierne: las divisiones territoriales.


Divisiones territoriales

También llamadas divisiones políticas, estas marcas, invisibles en la práctica al ojo humano, existen para delimitar los diferentes territorios de un mundo imaginario. Ya sea que se desarrollen lugares originales (Canción de hielo y fuego), o que se tomen lugares conocidos para dar forma a nuestro mundo fantástico (La materia oscura), las divisiones deben existir por el simple hecho de que, sin ellas nuestro paisaje se volvería un lugar monótono y repetitivo para la historia creada.

Estas divisiones no solo deben marcar el final de un país o región, sino que también deben servir para los apartados de clima y biología en la trama. No puede crecer la misma flora en una ciudad junto al mar que en un monte junto a una estepa, y por ello es necesario crear límites.

Aunque muchos escritores consideran que este punto no es tan laborioso como otros, algunos han concordado en que su importancia es de prioridad en la trama, sobre todo si se encuentran escribiendo una fantasía épica en donde es imperioso conocer el territorio en el que se encuentran los personajes, ya que dependiendo de eso son las dificultades a las que podrían verse enfrentados (Un ejemplo solido de este punto es la bilogía de la autora Ana González Duque, Leyendas de la Tierra Límite).  

Como pueden ver, este punto también tiene su chiste dentro de sus historias, así que, para que no tengan problemas al momento de desarrollarlo les dejo los siguientes puntos.


Creando divisiones territoriales

En este apartado, lo que más me ha funcionado para no confundir zonas de mis mundos entre ellas es, crear un mapa. Para la labor solo tengo tres opciones que podrían ayudarles.

      La primera. Si son buenos dibujando, les recomiendo que tomen una hoja y bosquejen un borrador de su mundo en cuestión como si fuera un mapamundi. Esto los ayudara a conocer y familiarizarse con el lugar donde se desarrolla su trama, y ya después pueden hacer un mapa más en forma, por si quieren agregar el dibujo en su libro como material de apoyo.

      La segunda. Si son malos para dibujar, bien pueden solicitar los servicios de algún conocido que sepa y describan su mundo a esta persona, así él o ella podrán dar forma a un mapa que los ayude a conocer y delimitar los territorios. Sean precisos en lo que quieren y no callen lo que desean que se vea en el mapa, así será más fácil para su dibujante y podrá hacer un buen trabajo.

      La tercera. Existen varias páginas con las que se pueden crear croquis y mapas muy básicos, vía internet. Si no son buenos para dibujar, o no pueden darse el lujo de contratar a alguien que sepa, o no tienen conocidos que sean buenos dibujantes, bien pueden acudir a esta opción.
Si quieren probar, aquí abajo les dejo dos opciones de páginas creadoras de mapas.
Generating fantasy maps http://mewo2.com/notes/terrain/




Y con esto terminó la entrada de hoy. ¿Qué les pareció? Ya tienen material de lectura como referencia y unas cuantas páginas para comenzar a dar forma a sus mundos fantásticos, así que no esperen más y comiencen a crear.

¿Alguno de ustedes dibuja o ha intentado dibujar sus mundos? ¿Cómo les ha resultado la labor? Personalmente, no se me da mal dibujar y he hecho un par de bosquejos de varios de los mundos en mis historias, claro que no soy una profesional pero por lo menos me han ayudado a darme una idea de la división entre países, además de que es una buena forma de trabajar en la trama de forma didáctica.

¿Qué dicen? ¿Se animan a dibujar su mundo o prefieren que alguien les ayude?

Bueno, hasta aquí llega la entrada de hoy. No quiero sonar como disco rayado, pero si les gustó lo que leyeron y quieren compartirlo a sus amigos, la vecina, el abuelo y el perico, les dejo aquí abajo los botones de redes sociales. Si por el contrario, esta no es la primera entrada que leen, ¿Por qué no se unen a la aventura? Si se suscriben, se ganaran un banzai bien grande, todo mi amor y una hada en un tarro de miel… Ok, eso último no, pero lo demás y una newsletter quincenal junto con una entrada mensual exclusiva para los suscriptores, sí.

Y ahora me despido.

Nos leemos después.

Jess Castz

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Instagram

Metricool

By Jess. Con tecnología de Blogger.