Glosario de mitos y creaturas: El viaje nocturno de Ra




El viaje del dios por el inframundo es más peligroso de lo que creen. Muchos misterios se esconden por entre las sombras, y sucumbir a ellos no es una opción.

Vuelven los mitos a la página, y en esta ocasión toca el turno de una historia tan vieja como la civilización de la que proviene. Este mito vio la luz en las desérticas tierras de Egipto y, todavía hoy en día se conoce la ardua labor que tenía que llevar a cabo el padre de los dioses, cuando el sol se ocultaba.

Los que nos basamos en mitología y mitos para escribir, conocemos este relato de la tradición antigua y a sus protagonistas, pero si ustedes no saben de qué les hablo o desean saber más del tema para poder comenzar un cuento o manuscrito basado en el viaje del dios sol, los invitó a leer esta odisea llena de peligros y conspiraciones.



El mito del viaje nocturno de Ra

Para los antiguos egipcios, la salida del sol no solo era un motivo de agradecimiento. En la antigüedad, los pobladores del Nilo creían fervientemente en que su dios creador, Ra, tenía que superar varias dificultades al momento de que el astro daba paso a la noche.

Para comprender mejor la transición del dios, primero necesitan comprender un par de cosas sobre su naturaleza y la esencia del mito. Ra no era un dios con una forma única, dependiendo de la ocasión o el momento del día recibía apariencias y nombres diferentes. Cuando el sol naciente despuntaba en el horizonte, se le conocía como Jepri, el escarabajo. A mediodía adquiría la figura de un disco solar, Atón. Por la tarde, Atum hacía su aparición en la forma de un anciano apoyado sobre un bastón.

Por supuesto, esto estaba ligado al hecho de que el mito tenía que ver con la muerte y el renacimiento, algo que estaba muy presente en las vidas de los egipcios ya que ni siquiera un dios tan poderoso como Ra se escapaba de sufrir el ciclo de la vida, para despues renacer. Tal y como ellos esperaban hacerlo algún día.

Tras cumplir su labor de iluminar a la tierra una vez más, el dios perecía con el ocaso y era ahí en donde comenzaba su viaje nocturno por el temido inframundo.

El dios hacía su recorrido en una nave muy distinta al sol, en compañía del dios Seth y de la serpiente divina Mehen, la cual se enrollaba a la barca para no caer. Conforme pasan las horas de la noche, Ra y sus acompañantes siempre se ven azorados por demonios y creaturas que solo responden a un solo amo, la monstruosa serpiente Apofis. En la hora más oscura de la noche, justo antes del amanecer, Apofis por fin se presenta a pelear con Ra. En esos momentos el dios, con ayuda de Seth, se ve en la necesidad de decapitar a la terrible serpiente para renacer en la forma de Jepri.

Los antiguos egipcios decían que si se rompía este ciclo de lucha o si Ra era vencido por Apofis, el sol nunca volvería a salir en la tierra.



Dato curioso: Aunque a Seth siempre se le ha visto como el dios del caos y le ha provocado varias penas a sus hermanos con sus actos (En el caso de Osiris y Neftis), él ayuda a Ra en su lucha contra Apofis todas las noches y, gracias a su intervención arponeándola es que el dios sol puede convertirse en gato y decapitarla.



Esto fue el mito del viaje nocturno del dios Ra. ¿Qué les pareció esta lucha eterna por el control de la luz y las sombras en la tierra? ¿Creen que se podría adaptar en un libro? Si dicen que sí, ¿Cómo lo plantearían?

Ya saben y si no les recuerdo. Aquí abajo tienen los botones de redes sociales, así que si quieren compartir la entrada pueden hacerlo sin problemas. También los invitó a dejarme algún mensaje en la página o, si lo prefieren, pueden suscribirse a la newsletter para descubrir más información sobre esos mundos imaginarios que tanto nos gustan.

Ahora sí, me despido.

Nos leemos después.

Jess Castz

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Instagram

Metricool

By Jess. Con tecnología de Blogger.