La violencia en la literatura de fantasía



La violencia en la fantasía no siempre es necesaria. En este listado vamos a ver cuales son la ocasiones donde se puede introducir mejor en el género.


Hola de nuevo. Bienvenidos a este martes de escritura en donde vamos a ver distintos casos donde la violencia se puede introducir dentro de los relatos o novelas de corte fantástico. Por supuesto que estas no son las únicas escenas donde se ven, pero si algunas de las más notorias.

Solo un aviso antes de comenzar. 

Varias novelas y cuentos de este género no han hecho uso del factor violencia dentro de sus páginas, así que no es necesario introducirlo si no va dentro del corte de la trama. Recuerden, si su historia no esta pensada para mostrar heridas y algunos personajes lastimados entonces no lo hagan. Sean fieles a la naturaleza de la historia y eviten agregar cosas que en algún momento van a terminar retirando porque no van acorde con el texto.

Con esto bien establecido, vamos al tema. 

La violencia en la literatura de fantasía. ¿Dónde podemos mostrarla?


1.- Guerras

El muestrario por excelencia de heridas, golpes, moretones e incluso uno que otro corte de cuidado. Estamos consientes de que en las guerras siempre va a haber bajas y muchos van a regresar llenos de mallugones, así que en esto caso si esta justificada la violencia.

Incluso me atrevería a decir que sin el factor heridas en este apartado se vería muy falsa la escena, así que aquí bien pueden ponerse creativos y lastimar a sus personajes de las formas que deseen. Nada más un consejo antes de hacerlo. Cuidado con sus impetus porque, en el calor de la escritura podrían herir de gravedad e incluso matar a un personaje importante. Alguien que no tenían planeado acabar al principio y que aun tiene un papel en la trama de su novela.


2.- Escaramuzas 

Estos combates se distinguen por ser cuerpo a cuerpo o mucho más pequeños que las batallas libradas en una guerra. 

Aun así, en estos encuentros también podemos ver una buena porción de heridas y lastimados, aunque aquí las escenas seguro se van a centrar en el protagonista sus sus aliados más notorios.

No importa. El chiste de esta cuestión es que las escaramuzas también pueden ser usadas para mostrar un despliegue de violencia entre los personajes. 

Vamos, que no todos se controlan mientras están peleando, así que bien podrían agregar algún trozo especialmente fuerte en un pleito de este tipo. Algo que muestre que, ni el villano es tan malo n el héroe tan inocente. 


3.- Entrenamientos

En normal ver que los personajes se lastiman de más mientras están entrenando. En algunos casos sucede porque no prestan atención a su entorno o se centran demasiado en la pelea, por lo que este es otro buen pretexto que los escritores podemos usar para darle un par de heridas extra a los secundarios y a los protagonistas.

Es más, la presencia de heridas por blandir un arma o protegerse le da mayor fuerza a la escena, así que mi recomendación es no exagerar en los golpes y moretones, pero tampoco los ignores. Le dan un buen extra a la trama.


4.- Desastres naturales

A veces suceden cosas que ni los protagonistas ni los demás personajes tenían planeado que pasaran. La naturaleza es caprichosa, al grado que en un despliegue de su inmenso poder puede provocar varios problemas para nuestros personajes. 

Desde heridas pequeñas hasta bajas importantes entre los personajes, un desastre natural también puede servir para justificar un evento violento dentro de la trama de nuestras historias. Claro que en este caso tiende a ser un poco más desordenada la elección de daños, por aquello de que la naturaleza es imparcial. 

No se olviden de ese factor e intenten introducir una catástrofe en su trama. Podría ser el plus que estaban buscando.


5.- Intentos de captura (secuestro)

Como último punto, los intentos de secuestro o captura son de esos eventos que también causan heridas de cuidado en ambos bandos. Tanto el capturado como sus secuestradores seguro saldrán heridos por los intentos de frustrar los planes del bando contrario. Si, es cierto que aquí el nivel de violencia baja por fijarse en solo un puñado de personajes, pero la ventaja en esto es que el escritor puede ser un poco más detallado en sus descripciones. Sobre todo en la heridas más grandes.



Así que aquí lo tienen. Cinco formas de introducir la violencia en la fantasía sin exagerar ni excedernos en nuestras acciones. Son cinco posibilidades muy factibles, así que si alguna le queda bien a su historia bien pueden intentar introducirla. 

¿Ya lo han hecho? ¿Les han resultado estas escenas en sus historias? No dejen de comentarme.

Si esta es la primera vez que pasas por mi página, te invitó a compartir esta entrada por redes sociales. Si por el contrario, ya conocías mis artículos y quieres seguirme, estas en toda tu libertad de hacerlo. Puedes encontrar el botón de seguir en el costado derecho.

Ahora sí, me despido. 

Nos leemos después.

Jess Castz

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Instagram

Metricool

By Jess. Con tecnología de Blogger.